Juegos Olímpicos | Olimpiadas Modernas: seguridad

Mostrando entradas con la etiqueta seguridad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta seguridad. Mostrar todas las entradas

Brasil refuerza su seguridad para Juegos Olímpicos de Río de Janeiro

Brasil refuerza su seguridad para Juegos Olímpicos de Río de Janeiro


Juegos Olímpicos de Río de Janeiro
Brasil prepara la seguridad de los Juegos Olímpicos de Río 2016 como si un ataque terrorista pudiese ocurrir "mañana", dijo el viernes a la AFP el jefe de la inteligencia brasileña.

"No tenemos datos de que haya una célula terrorista instalándose en Brasil, nuestras evaluaciones de riesgo no muestran (que podría haber un ataque terrorista), pero trabajamos permanentemente como si la amenaza fuese inminente, como si eso pudiese ocurrir mañana mismo", dijo a la AFP Wilson Trezza, director de la Agencia Brasileña de Inteligencia.

A nueve meses de albergar los primeros Juegos Olímpicos de Sudamérica, responsables brasileños de seguridad aseguran que el país garantizará una cita olímpica sin riesgos terroristas, dos semanas después de que varios atentados en París dejaran 130 muertos.

"Lo que pasó en París era previsible. Nadie podía adelantar que ocurriría en aquel día, exactamente en París, pero que habría un ataque terrorista era una preocupación de las agencias de inteligencia de todos los países", añadió Trezza tras cerrar un seminario internacional sobre combate al terrorismo celebrado en Brasilia esta semana.

Brasil trabaja "buscando cero errores y siempre con la preocupación de no ser sorprendidos", agregó.

El mayor evento deportivo del mundo reunirá 10.500 atletas de 206 países, además de jefes de Estado y decenas de miles de turistas extranjeros. El despliegue previsto de efectivos de seguridad duplicará los números de la edición anterior en Londres-2012.

"Será la mayor operación de seguridad integrada en la historia de Brasil, con cerca de 85.000 hombres, justamente en un momento en que el mundo vuelve a enfrentar ataques terroristas", señaló por su parte el ministro de Deportes, George Hilton.

Hilton respondió que los ataques de París "en momento alguno" modifican la planificación de la seguridad de los Juegos, que Brasil prepara desde hace varios años, también basándose en la experiencia exitosa de la Copa del Mundo en 2014.

Brasil cuenta con la cooperación internacional de "más de 80 países" para prevenir y combatir el terrorismo, añadió.

Durante su visita esta semana a Brasilia, el ministro francés de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius, propuso a Brasil la ayuda de los servicios de inteligencia de su país, que podrían compartir las conclusiones que extraigan tras los recientes ataques en la capital francesa.

FUENTE: eluniversal

Brasil intensifica el trabajo de inteligencia de cara a los Juegos Olímpicos

Brasil intensifica el trabajo de inteligencia de cara a los Juegos Olímpicos 


¿Un tipo de terrorista que actúa de manera independiente y al que es difícil de seguir la pista ya que "puede tener, o no, vínculos con organizaciones terroristas?, señaló Trezza en una entrevista concedida a la oficial Agencia Brasil.

El perfil de este tipo de terrorista suele ser el de"un individuo que se dejó seducir o se sensibilizó con un ideario y decide ser protagonista de alguna acción?, dijo.

En Brasil la legislación no contempla el crimen de terrorismo y los eventuales atentados son encuadrados con base en otros crímenes, como homicidio o porte ilegal de armas, entre otros.

Sin embargo, la Cámara de Diputados de Brasil aprobó el pasado 13 de agosto el texto principal de un proyecto de ley que tipifica el terrorismo como crimen y que prevé penas entre doce y treinta años de prisión.

De acuerdo con el director de la Abin, debido a internet el mundo es testigo en estos momentos de una"nueva etapa del terrorismo?, ya que la red puede ser utilizada no solo para"diseminar ideas? extremistas, sino también para enseñar"cómo hacer bombas?, lo que contribuye a potenciar la tendencia de un individuo al terrorismo.

Durante la entrevista, Trezza admitió la dificultad de reconocer a estos lobos solitarios"en un país con 204 millones de habitantes? y enfatizó la importancia de realizar acciones de inteligencia para poder establecer y controlar a posibles sospechosos.

"Lo que podemos hacer es controlar; y si llegamos a la conclusión de que el objetivo no es sospecho, lo archivamos?, apuntó Trezza, quien remarcó que lo que no es posible"es dejar de investigar"

El director de la Abin puso como ejemplo de la importancia de este tipo de seguimiento al atentado de la Maratón de Boston, en EE.UU., cometido en abril de 2013, en el que las autoridades ya sospechaban de una posible acción terrorista por parte de los hermanos Dzhokhar y Tamerlan Tsarnaev, recordó Trezza.

Respecto de los preparativos de seguridad de cara a la celebración de los Juegos Olímpicos de 2016, Trezza destacó la importancia de la experiencia obtenida por las fuerzas del orden tras la celebración en el gigante suramericano de grandes eventos en los últimos años, como el Mundial de Fútbol de 2014 o la Cumbre Río+20, que en 2012 reunió a varios jefes de Estado en Brasil.

"Perdimos la Copa, pero ganamos el Mundial al probarle al mundo nuestra capacidad de organización?, concluyó Trezza.

Estas declaraciones se producen el mismo día en que la publicación Época, de la red Globo, divulgó que recientemente fue desarticulada en Brasil una red que apoyaba y financiaba al terrorismo islámico.

De acuerdo con esta publicación, la Policía Federal brasileña pudo constatar el apoyo que una organización criminal, desmantelada el pasado 21 de agosto durante la Operación Mendaz, le brindaba al grupo terrorista del Estado Islámico (EI).

Esta organización, compuesta en su totalidad por extranjeros y que se dedicaba a operaciones de lavado de dinero y de evasión de divisas, estaría dirigida por el libanés Firas Allameddin, que publicaba habitualmente en internet mensajes a favor del grupo yihadista.

Gran parte del dinero lavado por esta organización era enviado al Líbano en pequeñas remesas, que no requieren del uso de una cuenta bancaria, a través una empresa de transferencias de dinero radicada en Sao Paulo.

Según Época, las autoridades sospechan que el destino final de este dinero podría ser la financiación del EI.